¡Por fin! Ya apenas quedan unos días para que acabe este convulso 2015. Menos mal, parecía que no llegaba nunca, por suerte en poco más de una semana, llegó el momento en el que vamos a cambiar nuestra vida, esta vez sí, ¡para siempre!

DEJO DE FUMAR, PIERDO ESOS KILITOS DE MÁS QUE HAN APARECIDO POR ARTE DE MAGIA DESDE EL 24D HASTA EL 6 DE ENERO, ME PONGO SERIO CON EL COLESTEROL, EMPIEZO A CORRER, ME APUNTO Y VOY AL GIMNASIO, ME EMPIEZO A PONER CREMAS, Y SE ACABÓ LA COMIDA BASURA.

A estas alturas, ya nadie te cree. ¡Ni siquiera tú mismo! Dejémonos de excusas. Todos deseamos lo mejor para un año nuevo, pero no va a llegar por escribirlo en un papel o decirlo achispado delante de nuestra familia o amigos.

Los cambios que deseas no se merecen esperar a un nuevo año para realizarse. EMPIEZA HOY: sí, HOY. Aunque tengas el frigorífico lleno de delicatessen y hayas dejado el contador de calorías en el desván. Precisamente por eso. Demuéstrate a ti mismo que eres capaz de conseguirlo, no te des plazos, no esperes al último atracón. Sólo así puedes conseguir llegar al primer día del año sintiéndote bien, con fuerza, con energía, con ganas de seguir haciendo lo que haces. ¿Te das cuenta? La diferencia es abismal. No hará falta ni que lo escribas, ni que lo prometas. No podrás dejar de hacerlo, no querrás volver a sentirte como hasta ahora.

No, no estoy diciendo que te pongas a contar calorías, ni que renuncies al Cava. Sólo, no esperes al día 1 ni al 7 para dar un cambio radical, que va a ser mucho más duro después de quince días de excesos. Empieza a elegir cómo quieres vivir ahora, aprende a parar de comer sin llegar a sentirte mal, no repitas el postre, bebe, disfruta, pero no hasta que no recuerdes tu nombre. ELIGE sentirte bien. Verás como, al llegar el nuevo año, ya no será una imposición ni un sacrificio, te sentirás motivado para seguir haciéndolo y, lo más importante, te habrás ganado la credibilidad de la persona que más te va a apoyar: tú mismo.

P.D. Si prefieres seguir la tradición, y comer hasta que no puedas moverte, beber hasta que no sepas moverte, y calentar el sofá durante quince días, no te preocupes. Siempre nos quedará el 2017…

Luis RC – Terapeuta, propietario de Te Gusta Cuidarte

Una respuesta

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.