Todos los días vemos y oímos a personas de nuestro entorno como cada vez van surgiendo nuevas y mayores enfermedades. Antes los casos de cáncer, enfermedades infecciosas, problemas congénitos, incapacidades… eran algo que escuchábamos de lejos, raramente nos tocaba muy de cerca. Sin embargo, ahora la gran mayoría tenemos alguno de estos casos en nuestro entorno, familia, trabajo… ¿qué creéis que está causando este abrumador aumento de problemas de salud?

Como terapeutas, nosotros tratamos todos los días con personas que nos cuentan sus problemas de salud. Por ello, os voy a exponer las causas más comunes que hemos podido ver en este sentido:

  1. La mala alimentación:  Cada vez que una persona viene a nuestra consulta y le preguntamos cómo son sus hábitos alimenticios nos responde: «como bien, de todo!»  Sin embargo, cuando empezamos a indagar en cómo realiza sus comidas vemos que hay realmente muy pocas personas que coman sano.  El mayor problema suele ser la periodicidad de las comidas, ya que mucha gente no desayuna, hace 2 comidas al día, se toma un café con leche al despertar y hasta el mediodía no vuelve a comer nada… Y no solo esto, ¡¡la calidad de la comida es algo alarmante!!  Debido a la situación económica, cada vez invertimos menos en alimentos y, en la mayoría de las ocasiones, esto repercute directamente con la calidad de la comida.
  2. El exceso de medicamentos:  Todos sabemos que no es correcto automedicarse, que no debemos abusar de los fármacos… pero la realidad es que hay una gran mayoría de personas que toman asiduamente medicamentos para paliar sus dolores de cabeza, musculares, malas digestiones, etc.  Y progresivamente van subiendo la dosis o la concentración de estos fármacos, porque los que tomaban han dejado de hacerle efecto.  Esto, en muchos casos, provoca una gran intoxicación en el organismo, que es realmente difícil de solucionar si no dejamos de hacerlo.
  3. La falta de ejercicio:  Sin duda, uno de los mayores problemas de la sociedad moderna es el sedentarismo.  Tenemos todo a nuestro alcance y, muchas veces de forma inconsciente, renunciamos a ejercitar nuestro cuerpo por un poquito de comodidad.  Cosas tan sencillas como subir y bajar las escaleras, ir andando cuando es posible a hacer nuestros recados, o salir a pasear por el campo se hacen un mundo cuando nos acostumbramos a ascensores, coche y televisión.
  4. El nulo contacto con la naturaleza:  Seguro que muchos antes quedabais con la familia para ir los domingos al campo, o al menos una vez al mes con los amigos…  ¿Hace cuánto que no lo hacéis?  Por desgracia mucha gente ha abandonado esas costumbres y ahora prefieren pasar todos los domingos en centros comerciales o de ocio.  Sin quitar esto último, es vital que vayamos asiduamente a algún lugar en el que estemos rodeados por la naturaleza.  Esta nos da la vida, de hecho volvemos más positivos y llenos de energía, al contrario que si vamos a otros lugares como los mencionados antes.
  5. EL ESTRÉS: Todo lo anterior se podría resumir en esto último: el estrés.  Las costumbres que hemos adquirido, la situación económica, la presión en el trabajo, las dificultades familiares, la mala alimentación y la falta de poder desahogarnos haciendo deporte y estando en contacto con la naturaleza crean un enorme estrés en nuestro organismo.  Provocan que nuestro reloj biológico se altere y no descansemos bien.  Nos dificulta las digestiones.  No somos capaces de oxigenar y renovar correctamente las células de nuestro cuerpo, y sufrimos dolores por ello. Y tantas otras cosas…

 

Estas son los puntos más importantes que nosotros hemos percibido en nuestra consulta para que la salud de las personas esté cada vez más débil y tengamos tantas malas noticias en nuestro entorno.  ¿Tú qué opinas sobre el tema?  ¿Cuál es la causa que has notado que perjudica más a nuestra salud?  ¿Qué estás haciendo para remediarlo?  Comenta en este post y así todos podremos beneficiarnos de tu experiencia.

 

Luis

RC

Una respuesta

  1. Feliz día a todos.

    Antes que nada quisiera comentar que estoy bastante de acuerdo en lo que comentan en su articulo pero quisiera añadir una puntualización.

    Ciertamente nuestra dieta actual dista mucho de ser la correcta por varias razones y todas ellas de base química.

    los suelos en los que se cultivan los alimentos están sobre explotados debido a la demanda de la grandes empresas de alimentación industrial, para mantenerlos se suelen usar abonos químicos de base NPK los cuales pueden dar un buen resultado en un principio pero a la larga acaban con esterilizar los suelos u obtener unas cosechas muy lejos de las deseadas a nivel de nutrientes, de estas cosechas se alimentan ganados que no están lo suficientemente nutridos como deberían para su correcto desarrollo , a consecuencia de esto se les infla de todo tipo de drogas (hormonas, antibióticos, etc.) y que de forma indirecta hacen que estos productos entren en la cadena alimentaria humana sin que seamos conscientes de ello los consumidores de estas carnes y todos los subproductos derivados de estos animales, leche, huevos, et.c, Así mismo esos mismos vegetales entran también en nuestra cadena alimentaria y que debido a la carencia de nutrientes que deberían de tener como a los químicos pesticidas, herbicidas, fungidas que traen con ellos afectan gravemente nuestra salud, las cosechas de hoy día no tienen nada que ver a nivel de nutrientes a las que se podrían recoger hace 70 u 80 años cuando los abonos químicos ya habían comenzado a extenderse pero aun no estaban tan generalizados como en la actualidad, todo esto repercute desde lo mas básico una acelga, ya no tienen los nutrientes que tendrían que tener de ser cultivada por otros procesos mas orgánicos y eso sin contar los restos químicos de los tratamientos agrícolas, a esto hay que añadirle la multitud de aditivos químicos alimentarios que emplean las industrias alimentarias para evitar el deterioro de sus productos, carnes, vegetales, huevos, lácteos, etc. Potenciadores de sabor, conservantes, antioxidantes y un largo etc. que tan solo repercuten en un mayor numero de dolencias y cada día que pasa se descubre alguna nueva gracias a estas maneras de obtención y tratamiento de los alimentos en base a la química.

    El problema principal reside en que esta todo tan industrializado que es muy difícil encontrar alientos sean del tipo que sean que realmente nutran y aporten al cuerpo lo que realmente necesita de forma natural para su conservación de la salud, por lo que hemos entrado en un circulo vicioso de enfermedad, que no salud por lo que se deberían de tomar medidas radicales para un cambo en la producción de alimentos alejados de los peligros de los químicos y volver a sistemas mas compatibles con lo que los suelos nos demandan y volver a sistemas mas tradicionales.

    Hagan una prueba, cojan un embutido en su supermercado y miren cuantos productos llevan que no son mas que química, prácticamente los van a encontrar en todo lo que miren desde un donut a una hamburguesa, y de los transgénicos mejor no hablar por que sino este comentario seria excesivamente largo.

    Atte.

    Pepe Lolo Aguilar.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.